martes, 18 de noviembre de 2008

Kings of Leon o la evolución al aburrimiento

Es una pena pero ha vuelto a pasar. La historia es bien conocida por todos y sucede con más frecuencia de lo que debería. Hoy les voy a contar la fábula de 'KINGS OF LEON y el camino a ninguna parte'.

Érase una vez cuatro chicos de Tennessee (piensen en granjeros paletos con una espiga en la boca), que eran familia y que en el año 2000 deciden montar un grupo de algo así como rock sureño moderno. Y que tras tres años de trabajo sacan un pedazo de disco que revoluciona toda la escena musical americana. Youth and Young Manhood (2003), alcanza un más que merecido éxito, por una razón fundamental: suena autentico y consigue transportarte a lomos de sus guitarras a la américa más profunda. Todo un acierto y una delicia para cualquier amante del rock.
Tras dos años de sequía, sacan esa piedra de toque para cualquier banda que es el segundo álbum. Pasan el examen con creces, sonando otra vez genuino, con más fuerza incluso que el anterior. Otra delicia. Aka Shake Heartbreak (2005) también gusta a propios y extraños, y de nuevo, de forma muy merecida.

Hasta aquí el cuento va bien. Pero como se pueden imaginar, muy a mi pesar, aquí nadie va a terminar viviendo feliz ni comiendo perdiz.

Y como no hay dos sin tres, Because of the Times (2007) sale a la luz el año pasado. Y ya no es lo mismo amigos. La fuerza se ha perdido, el toque genuino de rock se evapora, dejando paso a unas melodías que te dejaban bastante frio. Pero bueno, como tienen dos discos tan buenos, y como un patinazo lo puede tener cualquiera, se les perdonó, ansiando que subsanaran esos errores en el cuarto disco.

Y aqui es donde aparece Only by the Night (2008), disco que termina de confirmar que este grupo a perdido toda su magia. No se sabe muy bien que quieren ser, ni hacia donde avanzan. Se han enmarañado en un sonido que quiere parecerse a Interpol (jamás tendrán ni su clase, ni sus melodías, ni sus letras) o a Pete Doherty (jamás tendran su fuerza). El disco nuevo suena monótono lo mires por donde lo mires, y creanme que lo se, que lo he escuchado varias veces (y me he dormido otras tantas). No es un disco malo, pero es tremendamente aburrido. Y encima se han cortado el pelo.

La nostalgia me obliga a ponerles dos canciones de los dos primeros discos, la increíble 'California Waiting' (versión en directo, con unas fotillos en plan superpop) del primero, y 'Taper Jean Girl' del segundo. Disfrutenlas que ya nunca volverán.





Lo peor de todo es que hay gente que sólo los ha conocido por sus últimos discos, es una lástima. Es la misma historia de Coldplay, pero a menor escala. Lo dicho, una pena.

2 comentarios:

Deif dijo...

Estos pibes, los tan cacareados en su día Strokes, los Arctic Monkeys, los Maximo Park, los Jet... casos y más casos, y más que vendrán te lo aseguro. En fin es un debate que ya cansa. Yo me curé de espanto desde el principio, y eso que me llevo :) Siempre nos quedarán My Morning Jacket por ejemplo, un grupo tan cojonudo que los imberbes estos ni sabrán quienes son (si lo supieran se apartarían amablemente y volverian al granero de donde salieron :))

chili dijo...

hops have an antibiotic effect that favours the activity of brewer's yeast over less desirable microorganisms; and the use of hops aids in "head retention", the length of time that a foamy head created by carbonation will last.

organic superfoods
insurance help