lunes, 24 de marzo de 2014

Love of Lesbian - 22 de Marzo

Señoras y señores, menuda barbaridad de concierto que se marcaron el Sábado pasado Love of Lesbian en La Riviera de Madrid. Tremendo. Estoy todavía algo emocionado he de confesarles. 
Hacía tiempo que no me apetecía tanto ir a un bolo de estos, y lo noté porque me tiré todo el día más nervioso que un gato en Fallas.


Hacía mucho que no veía a estos señores y la verdad es que quede muy gratamente sorprendido. Primero porque Santi Balmés es un 'frontman' (la pedantería como forma de vida) muy bueno. Buenísimo. Una voz fantastica combinada con una soltura de manejo de los tiempos magistral, que hace que el show sea altamente adictivo. Habla lo justo y hace el payaso lo suficiente para darle un toque agradable sin caer en el abrazafarolismo. Bien Santi bien.

Y segundo porque el repertorio que tienen es espectacular. El concierto se basó fundamentalmente en sus tres últimos discos, Cuentos chinos para niños del Japón (2007), 1999 (2009) y sobre todo en el último doble La Noche Eterna (2012).

El 'setlist' (tengo muchos más barbarismos, no me provoquen) le iba como un guante a la sala. Como sabemos todos La Riviera es un lugar que invita más al concierto fiesta que a los paladares finos de la acústica. Así que decidieron montar una gran fiesta con todos los que estabamos ahí. Y vaya si disfrutamos.


Incluso cuando adquirí mi entrada pensé que al ser el tercer concierto seguido en Madrid, podrían estar algo hastiados y cansados. Pero nada de eso. La entrega y la comunión con el público fue total.
Se me está viendo el plumero. ¿Les he dicho ya que estos me tienen ganado para su causa?

Si tuviera que resaltar algun momento en especial, destacaría dos por encima de todos.

Jaleamos Alli donde solíamos gritar, gastamos zapatilla con Si tu me dices Ben, yo digo Affleck, disfrutamos de Club de Fans de John Boy y hasta soñamos con Incendios de Nieve...pero aún así los dos momentos de la noche fueron para:

BELICE
Mágica. No es facilmente entendible la atmosfera que puede crear esta canción. Qué momento. Los pelos de pico de pardo.


Un día me iré, me iré de verdad.
No sé si me ves, del todo capaz.
De cambiar, nombre y edad, y si me encuentras decirte:
“¿De quién me estás hablando?”
No, no, no, no lo haré, jamás.
Me falta valor, o fuerza vital.
¿De qué me sirve salir de esta inmensa ciudad,
si de quien pretendo huir,
seguirá dentro de mí, y eres tú?
Eres tú. Si puedo escapar, es con la mente.


ME AMO
La canción. La fiesta. La vitalidad. Las ganas de vivir. El déjame tranquilo. El gato es mío...
Les dejo una versión acústica que es una autentica salvajada a nivel de ritmo.


Hoy voy a decirlo: ¡cómo me amo!
Y tú ya no puedes hacerme daño.
Soy un ser divino, ven a adorarme.
¡Qué buena suerte amarme tanto!

Di no al pánico, sin pánico, sin pánico, no al pánico.
Edipo contra Electra,
narcisismo es lo que impera.
Qué simpático, simpático, carismático, simpático.
Edipo contra Electra,
tus complejos a la hoguera, ¡ya!

Pierdan, o mejor dicho, INVIERTAN unos minutos en disfrutar de estos dos pedacitos de cielo. Sus vidas mejorarán sensiblemente. 

De esos conciertos que se disfrutan y se recuerdan por mucho tiempo. Y puedo decirles que en alguno que otro he estado. Me voy a poner en plan psicofan: GRACIAS POR EL RATO QUE PASAMOS EL SÁBADO

1 comentario:

Anónimo dijo...

Prueba