domingo, 5 de julio de 2009

Vergüenza

Esto es una autentica vergüenza. Menudo país de imbéciles ventajistas es este en el que vivimos.

Hace unos instantes me he dirigido al salón de mi casa, me he tumbado, he puesto la televisión para ver uno de los eventos deportivos más importantes de este año: la final masculina de tenis de Wimbledon.


Mi sorpresa ha sido mayúscula. Tras tres años dando integras y en abierto las semifinales y la final de este prestigioso torneo, Cuatro, poseedora de los derechos ha decidido que este año es mejor poner un telefilme de dudosa calidad.

Las cadenas de televisión (excepto, en principio, TVE) son un negocio. La explicación es clara: una anodina película tiene más audiencia que el partido de tenis más importante de la temporada.

Esto es lo que he hecho cuando me he enterado que no echaban el partido en abierto

Y esto señores no me lo explico. No, cuando desde hace más o menos 5 años todo el mundo en este país sabe muchísimo de tenis, son verdaderos fans del deporte de la raqueta, saben de efectos, golpes, comportamiento de las distintas superficies, preparación física…

Existe una corriente de pensamiento que defiende que esto sucede desde que Nadal empezó a ganar Roland Garros uno detrás de otro. Malpensados. El españolito medio no es así, solo habla y opina a partir de opiniones formadas, y a partir de un conocimiento sólido del juego.

Una fan y su amiga la moñoño sufriendo de verdad por nuestro Rafa

Otro ejemplo bastante ilustrativo es la Formula 1. No ha tenido nada que ver que cuando Fernando Alonso ganaba, se hablaba hasta en la cola de la frutería de cuantas paradas en Boxes iba a hacer el equipo Renault en la siguiente carrera..

En fin. Si a esto unes la crisis galopante del periodismo de este país (algo tendrían que hacer con la licenciatura por dios, que se supone que están cinco años estudiando para ello, y un 90% de los que salen no saben ni hablar ni escribir), pues se crea un caldo de cultivo estupendo para atropellos de este estilo.

El caso es que si de verdad a toda la gente que se le llena la boca para hablar de tenis (y en particular de Rafael Nadal) les gustara realmente este deporte, estarían hoy pegados al televisor para ver este partido, y disfrutar de un hecho que puede ser histórico: un jugador alcance los 15 Grand Slams, hecho que no ha conseguido nadie todavía.

¿Cuantos de estos animaran a Nadal cuando pierda?

En este país no nos gusta el deporte. Solo nos gusta que ganen los españoles. Menuda farsa.
En definitiva, que me quedo sin ver a Federer…..pero eso sí, la presentación mañana de Cristiano Ronaldo la dan en riguroso directo. No tienen vergüenza ni la han conocido.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La puta, calla canalla.
Gracias por recordarme la mierda a la que vuelvo.

Guillermo dijo...

A mi lo que me encanta de todo esto es la costumbre de demonizar al contrario.

Reirse del negrito, aunque no lo comparta, tiene un pase, tampoco vamos a esperar que la gente conozca a Nigel Mansell.

Pero echar mierda sobre Roger es inaudito.

Qué polos, qué cardingans!

Por cierto, alguien ha vuelto a hablar de esa competición llamada rally?
Ser campeón mola, pero ser subcampeónnnnn, cuidado.

Miguel dijo...

Pues a mi hoy me hubiera hecho ilusión que ganara Roddick, más cerca no estará

Miguel dijo...

no puedo estar más conforme con lo dicho con el pato, desde la posición de los españoles hacia el deporte como lo dicho de la carrera del periodismo. el pato es grande.

por cierto, hace unas semanas un español llamado marc gené ganó las 24 horas de Le Mans, una de las carreras con más renombre e historia de las que existen...pero en todos los periodicos deportivos apenas hablaban de ello, pero eso sí, en portada la flamante victoria de la selección española de fútbol (ante alguna selección que aquí no jugaría ni en segunda B) en ese torneo inventado por la FIFA para recaudar pasta llamado Copa Confederaciones...en fin...

Deif dijo...

Cuatro ha pasado directamente al primer puesto de la lista de mis cadenas más odiadas gracias a gente como Concha Gª Campoy, el intocable Iñaki o los putos Manolos (Carreño, dedicate a folgar pero no te pongas delante de una cámara por dios). Porque la clase periodística de este país, encantadísimos de haberse conocido, no sabrán lo que es el espíritu crítico en su vida (eso se lo deben dejar fuera de la carrera, la cual podían eliminar directamente). La única excepción la hacen los escritores: Millás, Boyero... (el resto hacedle caso al pato y aprended, no ya a escribir, sino a hablar).

Lo peor es que encima como ellos están tan convencidos de su buen hacer, consiguen engañar a unos cuantos (pero a mi no me engañais cabrones, say hello to my little friend!!). En fin voy a parar, que a todo esto, yo estoy saliendo con una periodista (menos mal que ahora está lejos, que si no me cruje), aunque esto ya lo llevamos diciendo bastante tiempo...

Cúrrate más posts de estos, que son más divertidos (me he descojonado con el segundo pie de foto).

BRARBRARA dijo...

Al final vamos a tener que hacer tú y yo periodismo para mandar a la calle a algún que otro idiota, ja!